domingo, 23 de agosto de 2020

DE HÉROES Y VILLANOS

 Esta semana que termina, me electrizaron 2 noticias resaltadas en todos los medios de comunicación: en una de ellas, un hombre (porque hombre era) entró en el portal detrás de una anciana para robarle el bolso y agredirle. Y fuimos testigos por la cámara del interior del portal. 

Y el "hombre" , para desasir a la anciana del bolso y arrebatárselo,  le golpeó dándole un tremendo puñetazo en el rostro que la tiró al suelo dejándola inconsciente.

 Resulta dañino a la vista y al espíritu ser observador de tal acción, tan cruel  y con tanta violencia;  y supongo que es prudente silenciar lo que nos pasó a todas las personas de bien por la cabeza ( porque podríamos convertirnos por un instante en personas de "mal") y que a buen seguro a todos nos recordó a nuestras madres, abuelas, o esposas (dependiendo de las circunstancias y edad del lector).

Y lo que tanta rabia e impotencia nos provocó, se amortigua con otra noticia aparecida en las televisiones esta misma semana, donde un HOMBRE ( esta vez sí con mayúsculas) defendió a su pareja del ataque de un tiburón propinándole varios puñetazos hasta que consiguió salvarla (malherida en una pierna). Y declaró que  su impulso heroico lo fue porque pensó en ella y en que no podía dejar al pequeño sin su madre.

Qué diferente impronta en la fuerza de los brazos entre uno y otro personaje...y sobre todo, qué valentía en uno... y  ¡¡ qué insoportable cobardía en el otro!!

( Me inspira una frase que leí - J. D. M-         " me cierras la puerta, yo te abro la ventana".

Ante la existencia de noticias negativas, siempre aparecerá una positiva que abrirá la esperanza)

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacerme llegar tus comentarios. Los leeré con atención, pero nunca serán publicados.

CIRUGIA DE ALMAS