miércoles, 30 de octubre de 2019

CAMION DEL HORROR

Impresionado con la noticia de estos días en la que aparecieron 39 cadáveres en un camión en el que se aglutinaron 39  ciudadanos (chinos o vietnamitas) con la esperanza de una mejor oportunidad en el camino de sus vidas. Y se encerraron en un container precintado para ser transportados en la caja de un camión hasta el Reino Unido.
Y aún no se sabe si murieron por las bajas temperaturas o por asfixia al quedarse sin oxígeno.

Aterrado al leer el texto del mensaje que nos "heló" la respiración:

"Perdón, mamá. Mi ruta a bordo no ha tenido éxito. Mamá, te quiero mucho. Estoy muriendo, no puedo respirar" ( aunque otros titulares no coinciden con exactitud con el texto del mensaje) .

Me sobrecoge la comunicación de una muerte anunciada a sus seres más queridos en ese momento de   desesperación...
Y me derrota pensar que en su mente está el pedir perdón - se sospecha, por haber supuesto arriesgar los ahorros familiares para poder hacer frente a la mordida por el tráfico ilegal de personas- por haber quedado sin la fuerza suficiente para luchar por una vida mejor...
cuando las ilusiones y el oxigeno se lo han secuestrado no sólo a ellos, sino al universo entero






DIARIO DE LIBERTADES