martes, 31 de diciembre de 2019

NOCHE¿BUENA?...NOCHEVIEJA

Estas fechas se prestan para jornadas mágicas y únicas en las relaciones familiares y de amistades que hace tiempo que no vemos...
y se dejan al descubierto opiniones a veces inapropiadas para el momento...a veces improcedentes por la falta de entendimiento.
Y surgen disputas políticas y territoriales
y aparecen fantasmas olvidados
y se descubren ausencias de colaboración y acomodo en la organización de las fiestas
y se desatan intolerancias irreflexivas ( ¡antónimos del título de mi blog!)...

Escuchaba atentamente a un amigo que me contaba la tensión habida en la cena familiar con sus parientes por afinidad ( que de afinidad, pese al parentesco "civilístico"... nada de nada). Y estaba realmente contrariado, enfadado y con firme intención de no regresar el año que viene a la "nochebuena" con la familia de su pareja...

Me vino a la mente la de familias en situación similar en estas fechas de dulces, luces y regalos que ante unos días que debieran ser únicos y especiales, los reconvierten en amargos, sombríos y cutres.


Tal vez se debiera cambiar el chip de mucha gente y tomarse al pie de la letra el deseo universal de Feliz Navidad y próspero Año Nuevo. Aunque sea por un instante para rodear de alegría a quienes  acompañan en estas fechas.

Hoy, 31 de diciembre, yo sí os lo deseo no sólo por un instante, sino infinito en vuestros días







DIARIO DE LIBERTADES