miércoles, 5 de julio de 2017

MORALIDAD VERSUS ORALIDAD - FUNDACION AMANCIO ORTEGA



Sorprendido con tanto debate político al respecto de si una donación generosa (entiendo  que generosísima) para luchar contra el cáncer, ha de ser rechazada bajo el argumento de que ha de ser el Estado y sus distintas Administraciones, las que velen, luchen y palíen el “aseguramiento” y “equipamiento” de la vigilancia y  cuidado de nuestra salud.
Sorprendido con algunas argumentaciones públicas y de claro tinte político provenientes de personajes  empapados de “revelaciones”  de pulcritud terrenal – que no divina – y, es de suponer, de una exquisita  e intachable conducta y comportamiento social.
Espero que el CIUDADANO generoso, con nombre de futbolista ( AMANCIO)  y apellido de filósofo ( ORTEGA), no se deje atropellar ni amotinar por tanto comentario negativo, y sepa driblar ( como Amancio) y reflexionar  ( como Ortega)  para no dejarse  doblegar en su espíritu.
Tal vez en lugar de preguntar como antaño… ¿fumador o no fumador?, deba empezar a preguntarse en las listas de espera para pruebas diagnósticas con aparatos financiados por su fundación…”ponga una x en la casilla correspondiente para ser atendido conforme su  “ideología”” y tal vez, dejar sitio a un presunto enfermo que si acepta y agradece tan digna actitud.

Entiendo, por mi actividad, de legislación. Entiendo, por mi profesión, de fiscalidad. Entiendo, por mi comportamiento, del BIEN hacia los demás.
Y lo hecho ( por Amancio ) NO merece reproche. Y lo dicho ( por terceros advenedizos que probablemente no colaboran ni con la mirada a necesitados de ayuda) , merecen, al menos, mi reprobación.
Espero  y deseo que no les rodee la enfermedad…pero espero y deseo que NO marquen nunca la cruz de utilización de medios a disposición de los pacientes por generosidad ajena a la financiación de las Administraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacerme llegar tus comentarios. Los leeré con atención, pero nunca serán publicados.

DIARIO DE LIBERTADES