miércoles, 19 de julio de 2017

SOLEDAD ANTI-ROBO

Escucho en las noticias de hoy, 18 de julio, que en mi tierra- Galicia-  un ladrón huyó despavorido escaleras abajo al acceder a un inmueble forzando la cerradura y encontrarse el cadáver momificado de un anciano.
La noticia en su doble vertiente de humor negro ( el "contador" de la historia relataba que los vecinos oyeron como huía a toda velocidad el  presunto ladrón )  y triste realidad ( la soledad de un anciano) hace reflexionar sobre el imperdonable abandono de mucha gente que no sólo no tiene familia ( o la que tiene, no "llena" tal condición ) sino alguien que se preocupe de ellos.

  Sólo hay que mirar a los ojos de uno que pasee solo o no pueda disimular estarlo y sentirse, para darse cuenta del poco tiempo que se les dedica.
Y si a ello le añadimos que tenga dificultades para oír, para caminar o para ver, más encoge el espíritu...
O tal vez,  ni para poder susurrar a alguien que le duele el corazón...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacerme llegar tus comentarios. Los leeré con atención, pero nunca serán publicados.

DIARIO DE LIBERTADES