sábado, 23 de diciembre de 2017

LOTERIA CON PREMIO...LOTERIA CON CASTIGO



        Este mediodía pasado fui testigo en una fiesta del trabajo que hacemos anualmente siempre el día 22 de diciembre ( coincidente con el Sorteo de la Lotería) de 2 situaciones confrontadas:

Una llamada recibida por una de las más de 40 personas que estábamos brindando le anunciaba que le había tocado un décimo del premio gordo.  Una cantidad que seguro le arreglará varios años de vida...
La sorpresa de todos los que allí estábamos fue descomunal;  las bromas, los brindis, las emociones.
La incredulidad de todos los que allí nos encontrábamos por comprobar in situ lo que le había cambiado la suerte en un segundo, sin apenas levantarse de su silla, y que suponía una cantidad comparable con decenas de años de trabajo para poder hacer acopio de esa cantidad caída en la ruleta en el giro del bombo.
Y la alegría fue de explosión en mi corazón porque esta persona acababa de sufrir una mala noticia personal hace apenas un mes...
Y cuando estábamos brindando, consolándole en sus lágrimas de alegría y emoción inesperada,  contagiados de risas y champán, levanté la mirada y  al otro lado de la mesa estaba otra compañera a la que recientemente le detectaron un tumor. Enfundada su cabeza con un pañuelo precioso de colores  vivos.
Y nos mantuvimos la mirada durante un instante que pareció eterno. Y levanté mi copa, y levantó su copa, y brindamos con los ojos.

Y nada, absolutamente nada de lo que aquí expreso, es literatura. Es la pura realidad.

Mi brindis va...     ¡ ¡Por ella! !

Por la vida



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacerme llegar tus comentarios. Los leeré con atención, pero nunca serán publicados.

DIARIO DE LIBERTADES