miércoles, 10 de enero de 2018

EL GUARDAESPALDAS

No puedo negar que me he quedado absolutamente impresionado con la fotografía que estos días dio la vuelta al mundo en donde se ve a un hombre trajeado tirado en el ruedo de una plaza de toros protegiendo a un torero de una más que probable muerte segura.

Y reconozco haberme emocionado al ver la imagen. Y más al leer a posteriori de haberla visualizado, que el hombre que cubre el cuerpo del torero desvanecido, es su hermano.

Y analicé la imagen...y me sobrecogió pensar en que ese instante retratado en donde se ve al toro dirigirse directo hacia ellos tiene auténtico "movimiento".
Y pensaba en lo que pasaría por la cabeza del protector que abraza a su hermano al estar de espaldas al toro embravecido... esperando a ciegas el momento en que tal vez el pitón atravesara certeramente su espalda.

Y en una época que nos toca vivir en donde todo se analiza, casi todo se critica y se busca el lado negativo de las cosas...existen instantes capaces de emocionar a la gente que goza de buena salud de sentimientos

Y la imagen transmite

Y hace reflexionar sobre la pureza de muchos instantes  e impulsos mágicos.

La vida, siempre está llena de luces y sombras. Y ese escenario tiene ambas cosas.

Hoy, queria dedicar este homenaje al hombre que ha sido capaz de proteger con elegancia sublime la vida de un hermano.

Celebro conocer que ambos continúan vivos. Celebraría que el toro hubiera corrido idéntica suerte

Obviando los abrazos en los que he participado y participo, reconozco ser este, el "abrazo" más bello de cuantos he visto...













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacerme llegar tus comentarios. Los leeré con atención, pero nunca serán publicados.

CIRUGIA DE ALMAS