viernes, 14 de febrero de 2020

SAN VALENTIN, por SANTO y por PACIENTE

Tal día como hoy, año tras año, vuelve a congratularse mucha gente al comprobar que aparece reflejado en el almanaque, una vez mas,  el día de San Valentin.
Y los ojos le hacen chirivitas esperando con ilusión que aparezca un regalo "esperado" que confirme amor eterno

Pero a diferencia de otros días señalados, éste puede resultar NO invariable en el estado anímico de la gente...porque pudo haber desaparecido para siempre la pareja, o acompañándonos, puede haberse esfumado el amor.

Por ello, aún siendo contrario en el recordatorio que se impone a un día del amor ( como tantos otros recordatorios señalados), celebro que aquellos que lo hayan olvidado voluntariamente...pese a ello, sigan entregados al amor, al respeto y al equilibrio emocional con su pareja

Y si eres de los que no tienes con quién celebrarlo, abre bien tu ventana para que pueda entrar Cupido...
o simplemente déjala abierta para que salga el desaliento


( Hace 12 años escribí sobre este día de San Valentín desde distinta óptica. Pincha el enlace:

sábado, 8 de febrero de 2020

PRIORIZANDO

Estos días atrás, reencontrándome con gente de mi pasado, escuché de dos de ellas la misma frase:
Barcelona, Plaza Real
 "nos llamaremos, pero no tengo tiempo para nada por culpa del trabajo"


Y pensaba en que esa simple frase resumía un tópico generalizado en los encuentros con gente de nuestro entorno que llenó de pequeñas historias nuestro pasado, y que hoy,  tratan de disculpar los olvidos o dejaciones de la amistad no dejando sitio ni para pequeños bocados de complicidad.

Recordaba la gente que es capaz de trabajar a un ritmo elevado y de organizar su trabajo para visitar amigos, familiares, ir al gimnasio, revisar sus redes, estudiar idiomas, viajar, leer o ir al cine...
En ese porcentaje de humanos que tiene el talento necesario para dedicarse tiempo a sí mismo sin ser tacaño con los minutos y organizarlo con mesura sin perder ni un sorbo de la vida

Y quien prioriza, desglosa y diversifica, suele dormir a pierna suelta
Y quien se enreda en sí mismo sin ver más allá de su propia torpeza...generalmente, pierde la óptica de su propia sonrisa. Consiguiendo no sólo no verla reflejada en su espejo, sino en los rostros de quienes le debieran acompañar...


( Celebro priorizar y tener unos minutos para seguir sonriendo en esta pantalla)

DIARIO DE LIBERTADES